Feb 202010
 

Desde hace un tiempo estoy interesado en entender como funciona el complicado mundo de las patentes y la transferencia tecnológica. Sin embargo cada vez profundizo en el tema encuentro algo que me sorprende.

Lo último ha sido la patente del archiconocido juego de cartas coleccionable Magic.
Trading card game method of play

Si teneis un poco de tiempo no dudeis en echarle un vistazo a la patente (en ingles por supuesto).

  7 comentarios en “El “curioso” mundo de las patentes”

  1. Al ser una patente U.S., ¿es posible plagiar el invento en cualquier otro pais dónde no haya sido patentado? ¿Hay acuerdos entre oficinas de patentes de paises diferentes?

  2. En principio no existen “patentes Mundiales”, debe estar patentado en cada país. Existe un acuerdo que le da preferencia al inventor a patentarlo en los otros países después de 1.5 años de sacarlo a la luz. Pero después si no lo ha patentado lo puede usar quien quiera.
    Sin embargo no podría ser patentarlos por un tercero, porque existe “prior art“. Es decir que ya es de “dominio público” y no se puede considerar una nueva invención.
    Normalmente las empresas sólo patentan en países ricos o con gran potencia industrial (USA, Europa, Japón, China,… ). Y si no dan beneficios dejan de pagar la patente (se paga cada año incrementando el coste, para que las patentes que no se usen industrialmente se liberalicen)

  3. Pues Javi me comentó que era más útil patentar un tipo de uso para un producto que un objeto en sí, ya que con un “ligero” cambio en un objeto se conseguía otra patente distinta. Vamos, que no se si las patentes sirven para algo, la verdad.

  4. Hola,

    efectivamente Rankor si la patente no ha sido presentada en otros paises (esta ha sido presentada en EEUU y Canada), por ejemplo con el derecho de prioridad, no tiene protección en el resto del mundo. Es una de las muchas formas de sacar provecho de las bases de datos de patentes, aunque hay muchas y la información que almacenan impresiona por su valor.

    Galen, sobre lo que comentas decirte que las invenciones pueden estar orientadas a función (una válvula p.ej. que pudiera servir para una lavadora o para una arteria) o a aplicación. Pero eso no tiene que ver con lo que te refieres con lo de que puedan mejorar tu patente con un cambio “ligero”, una de las condiciones para aceptar una patente es que exista “actividad inventiva” y otra que esa actividad inventiva no sea trivial. Vamos que en realidad si se puede “mejorar” una patente con otra, pero hay que cumplir unas condiciones.

    http://www.lulu.com/content/libro-tapa-blanda/aprende-sobre-patentes/8367133

  5. Una cosa que me ha resultado curios (y triste) es que Estados Unidos no reconoce “prior art” de fuera de sus fronteras. Es decir si alguien patenta algo fuera de los USA estos no lo consideran como un “antecedente”. En cambio la mayoría de los otros países (por ejemplo en Europa) si que admiten “prior art” de países extranjeros.

    No confundir “prior art” con patente. La patente te da el derecho de exclusividad de explotación de la invención, el “prior art” sólo sirve para invalidad otras patentes posteriores que intenten cubrir la misma idea.

  6. Siempre igual y hacernos pasar por el aro. Los acuerdos de reconocimiento de derecho deberian ser bilaterales ya que veo dificil que sean gestionados por un ente mundial. Así pasa lo que pasa en la india que se pasan las patentes por el forro. Si la CEE no reconociera a USA verias que pronto cambiaban su política de patentes… menudos caras.

  7. Este tipo de patentes en Europa no son aceptadas. Se trata de una patente que no goza de aplicación industrial y que por lo tanto no puede ser registrada como tal en Europa (en España tampoco). Esto no quiere decir que se pueda copiar el juego del Magic por las buenas, ya que puede estar protegido por otras vias como es el registro de una marca (que protege el el nombre de MAGIC) o por el registro de la propiedad intelectual.

    Ignasi (ignasi.espiell@volartpons.es)

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en estos momentos.