Oct 072010
 

En un trabajo como el mío no es habitual que a uno lo llame el Director General en persona y menos a primera hora de la mañana. Su secretaria me ha conducido directamente a una puerta lateral obviando la cola que aguarda turno en la antesala. Debe ser muy importante. Cuando entro en su despacho lo veo absorto ojeando una carta lacrada. Con un ademán me indica que tome asiento y me da la carta a la vez que dice:

Nunca pensé que alguien de mi División tuviera la fortuna que acaba de llamar a su puerta. Tiene usted mucha suerte, AECorp solo escoge a los mejores. Mejor trabajo, mejor sueldo, recursos ilimitados y un maldito plan de jubilación. Solo puedo decirle que tenga mucha suerte en su nueva ocupación. Eso es todo, retírese.

Salgo confuso del despacho. AECorp me quiere ¿a mi?. Existen muchos rumores sobre esta agencia. Nadie sabe a ciencia cierta en que trabajan sus agentes especiales, pero lo que está claro es que tienen máxima prioridad e incluso los federales les lamen los pies. Nadie ha rechazado nunca una oferta como esta. Una vez en el rellano, abro el lacre con cuidado y me dispongo a leer el comunicado:

Es un placer anunciarle que ha sido seleccionado por sus aptitudes personales y profesionales para formar parte del  equipo AECorp.

La corporación AECorp es una agencia gubernamental especializada en la gestión de recursos de investigación y desarrollo con sedes en todo el mundo. Contamos con los mejores recursos: fondos, equipamientos de última generación y laboratorios científicos punteros. Estamos seguros de que le encantará formar parte de nuestro equipo.

Por la presente, le citamos a una reunión de trabajo con el responsable de su futura unidad, el Director Jefe Jackson. Rogamos confirme su participación de inmediato y adjunte copia de su expediente personal con el fin de ubicarlo adecuadamente en el organigrama funcional de la organización.

AECorp – Director General

Richard Bachtown

Las palabras del Director General seguían resonando en mi cabeza. “Nunca pensé que alguien de mi División tuviera la fortuna que acaba de llamar a su puerta… alguien de mi división…”. Pues claro que el viejo no pensaba que AECorp buscara a alguien en el departamento de Obras Públicas. ¡Coño, nosotros regulamos el tráfico, no atrapamos terroristas! Bueno, esta oportunidad no la podía rechazar. Por fin algo grande. Al fin dejaría de programar semáforos y empezaría a jugar con juguetes de verdad. Cogí mi teléfono y accedí a mi correo. Esto lo tenia muy claro, no hacia falta esperar a llegar a mi ordenador.

mailto: cjackson@AECorp.gov
from: jparson@publicworks.gov
subject: confirmación de participación

Estimado Director Jefe Jackson,
Le escribo para confirmarle que estoy interesado en unirme a su equipo y que para mi será un gran honor trabajar en AECorp. Adjunto a este correo mi expediente personal.
Atentamente,
Dr. Jim Parson

> jparson.txt
nombre: Jim Parson
fecha de nacimiento: 22.7.1988
nacionalidad: USA

Formación académica:

  • Graduado Matemáticas Aplicadas por Harvard (2004)
  • Doctor en Ciencias de Computación por el MIT (2006)

Trayectoria profesional:

  • 2006-2007 Profesor ayudante. MIT.
  • 2009-2010 Recluido en la cárcel del condado de Norfolk por delito informático.
  • desde 2010 Ingeniero de sistemas. Departamento de Obras públicas.

Yo tenia una carera brillante. No, no era brillante. Brillante es poco. Siempre he sido un genio, yo siempre lo he sabido, todos lo saben y por eso no les caigo bien. En la facultad mis compañeros se sentían humillados, mis profesores se sentían amenazados. Todos me odiaban. Todos meno Sune… o eso creía yo. Que sabia yo a mis flamantes 18 años del espionaje norcoreano. Ella me sedujo y hincho aun más mi hipertrofiado ego. Le ayude a entrar en los sistemas del departamento de energía, inicialmente era sólo para demostrar mi talento. Pero ella usó mis programas para tener acceso a las centrales nucleares, y con ello al uranio. La CIA me pillo y pasé una temporada a la sombra. Gracias a mi colaboración me soltaron pronto, especialmente porque les era más útil fuera que dentro. Ellos me consiguieron el trabajo en Obras Públicas, evidentemente para vigilarme. En seis meses he rediseñado el sistema de tráfico de todo el estado, he disminuido los atascos en un 60% y les he ahorrado millones de dólares. Pero creo que no puedo aguantar un día más en este trabajo de pacotilla. Por fin podré trabajar en algo que desafíe mi potencial. Me da igual si se dedican a diseccionar aliens o monjes budistas. Lo único que se es que tienen juguetes caros, y “papi” va a jugar con ellos…

El aire acondicionado de la sala de espera me golpea en la cara, evitando que me quede adormecido en la incómoda silla. Consulto el reloj de la sala, aún me queda un rato para que me toque el turno, si es que antes no me entra un ataque de ansiedad y me marcho. Nueva York no es una ciudad demasiado atrayente para mí, no es mejor que Hollow City. La verdad es que estoy aquí sólo para probar, he pensado que me iría bien un cambio, y seguro que este trabajo me reporta lo suficiente como para volver junto a mi mujer y mi hija. Eso si tienen en cuenta que vengo recomendado por el director de TecnoCorp, empresa asociada a AE Corp.

Ojalá no tengan en cuenta mis problemas con el alcohol o mi tendencia a meterme en problemas, o la mano dura que suelo emplear con los delincuentes. Los años de servicio en la policía de Hollow City, mi puntería y mi sentido de oler el crimen y la corrupción son mis mejores bazas para conseguir el puesto, además de mi gusto por llegar al fondo de cualquier asunto. Por si me hacen preguntas sobre mi personalidad, ya me se de memoria algunas mentirijillas, no quiero que piensen que soy uno de esos polis que frecuentemente se les va la mano con excesiva violencia. Mi punto débil serán las preguntas sobre mi mujer y mi hija, así que también inventaré algunas excusas. Tampoco diré nada acerca de mis últimas experiencias con lo sobrenatural en Hollow City, no sea que me coloquen una camisa de fuerza y me envíen al manicomio.

Vuelvo a mirar el reloj, pero parece que el minutero apenas haya avanzado, así que me concentro en mi currículum:

Nombre: Paul O’Sullivan
Fecha y lugar de nacimiento: 15/09/1970, Hollow City
Formación: Agente de la Policía de Hollow City durante casi 20 años. Especializado en Armas, Delincuencia Callejera y Conducción.
Aficiones: Deporte, Cine y Jazz.
Estado Cicil: Casado (separado) con una hija.
Lo que busco: Mejorar en la vida (un empleo estable en una gran empresa importante).

El resto de datos los leo deprisa, pues veo que pronto llegará mi turno. Sólo queda antes que yo ese tío con aspecto de friki, un jovenzuelo que parece un listillo de academia. Seguro que es un pirado de la informática o de los explosivos. Me pregunto si sabrá lo que es una pistola. Aunque no tengo ni idea de que es realmente AE Corp, yo por si acaso siempre llevo mi Beretta bajo la chaqueta. Después de lo de Hollow City no mefío de nada ni de nadie. Al menos espero que el jefe no tenga un brazo biónico…

Eso, ¿y ahora qué? La verdad es que, sin apenas saber nada, me atraía la oferta, pero… tenía un asunto demasiado urgente que no podía esperar. Vale, ya había confirmado mi participación y adjuntado una copia de mi expediente personal, pero la cuestión más peliaguda era asistir a la reunión de trabajo con este tal Jackson. Le citamos a una reunión de trabajo. Le citamos, decía la carta, pero no especificaba nada más. Al rato de mandar mi expediente me habían contestado. ¡Mierda! La reunión sería mañana a las 9:00. Debía solucionarlo antes de coger el avión a Aruba. Piensa, piensa… ¡Ya está! Sí, tendrá que funcionar. Compraré un iPad y, con unos cuantos ajustes, estará listo. Sí, inusual pero eficaz, brillante. Ahora ya puedo irme a ver a Pieter Osler y solucionar el problema de Setar N.V. con mi servidor principal.

EXPEDIENTE PERSONAL

Patrick van Wyk
Nacido el 17 de marzo de 1.982 en Kaapstad (Sudáfrica)
Doble nacionalidad: sudafricana (padre) y estadounidense (madre)
Trayectoria relevante

Bachelor of Science in Engineering in Electrical & Computer Engineering.
– University of Cape Town, Western Cape province.
– 2.000 – 2.003
Instrucción en el grupo 2 del South African Commando System, bajo la autoridad del Servicio de Policía Sudafricano.
– Oudtshoorn, Eden district, Western Cape province.
– 2.003 – 2.005
Master of Science in Information Technology.
– Massachusetts Institute of Technology.
– 2.005 – 2.007
Proyecto sobre Algoritmos Avanzados para la Gestión de Información en Sistemas de Bases de Datos.
– Massachusetts Institute of Technology.
– 2.007
Colaboración con el Departamento de Documentación e Investigación de la Policía de Springfield.
– Springfield (Massachusetts).
– 2.007 – 2.010
Idiomas

– nativos: afrikaans e inglés
– fluido: sotho, alemán y español
– básico: ruso, francés, chino y japonés

El avión despega. Dejo de ojear la copia de mi expediente personal. La verdad es que la información es mi fuerte, ya que por algo me llaman Wyki, pero no aparece explícitamente en el expediente. Bah, seguro que ellos ya saben quién soy. Empiezo a imaginarme como será la “reunión” de mañana. Sonrío.

-¿Tenemos noticias del señor van Wyk? –preguntará el señor Jackson a su secretaria a las 8:55.
-Acaba de llegar un sobre grande a su nombre. Se lo mando ahora mismo –le contestará ella.
Al abrirlo se activará el iPad y saldrá el mensaje grabado.
-Buenos días, señor Jackson. Como ve, he hecho lo posible por “asistir” a la reunión de trabajo aunque sea de una manera tan poco usual puesto que, en estos momentos, no podría ser de otra manera –contestaría mi mensaje grabado-. En unos instantes tendrá línea directa conmigo…

Y si el servicio de Setar N.V. en Aruba no me fallaba, se activaría la videoconferencia de mi móvil con el señor Jackson.

 Publicado por a las 23:43

  7 comentarios en “Nuevos reclutas”

  1. -Siempre te apuntas a un bombardeo… o acabas en medio de uno sin proponértelo -eran las alegres palabras de mi amiga Angela, resonando en mi cabeza una y otra vez.

    Otra vez más. 5 años aquí y apenas había tenido un respiro. AECorp me recordaba a SHIELD y en esos momento me sentía como Jack Ryan en Pánico Nuclear. No, no, no. Calma, centrémonos. ¿Y ahora qué?

  2. Como es el inicio voy a dar algunas pistas.

    El escenario plantea una situación ha sido seleccionado y pide dos cosas confirmar participación mediante escrito, carta, mail… y una segunda MUY importante expediente personal o sea, que quiere que cuentes quien eres, un pequeño historial personal.

    Además, aparece AECorp y no sabes nada (solo rumores) así que puedes plasmar las ideas que tienes sobre la corporación, o investigarla antes de acudir a la cita, o lo que sea. El caso es que el NUDO del escenario es acudir a la reunión de forma presencial.

    De modo que el comentario es bueno, pero escaso ya que no has aportado más que un PNJ relacionado (perfecto!) y que te gusta el cine y los cómics. Ni siquiera sabemos tu nombre aún, nji a que te dedicabas (te das cuenta que el escenario lo dejaba abierto totalmente?). ¿Sigues la idea?

  3. Esto sería fuera de personaje así que puedes leerlo y borrarlo/moderarlo. 😉 Lo único que quería era indicar que participaría, pero como bien has visto, aún no se ni lo que soy, eso sí, escribiendo esas pocas líneas se me ocurrió por dónde irían los tiros. Una pista, ¿Cuál era la profesión de Jack Ryan? 😉

  4. Perfecto, pero me ha venido de lujo la intervención para depurar y colocar información adicional que seguro que dirigen y ayudan a todos los jugadores. 😉 ¿Jack Ryan, hermana de la caridad no era, verdad?

  5. Las palabras del Director General seguían resonando en mi cabeza. “Nunca pensé que alguien de mi División tuviera la fortuna que acaba de llamar a su puerta… alguien de mi división…”. Pues claro que el viejo no pensaba que AECorp buscara a alguien en el departamento de Obras Públicas. ¡Coño, nosotros regulamos el tráfico, no atrapamos terroristas!
    Bueno, esta oportunidad no la podía rechazar. Por fin algo grande. Al fin dejaría de programar semáforos y empezaría a jugar con juguetes de verdad. Cogí mi teléfono y accedí a mi correo. Esto lo tenia muy claro, no hacia falta esperar a llegar a mi ordenador.
    ————-
    mailto: cjackson@AECorp.gov
    from: jparson@publicworks.gov
    subject: confirmación de participación

    Estimado Director Jefe Jackson,
    Le escribo para confirmarle que estoy interesado en unirme a su equipo y que para mi será un gran honor trabajar en AECorp. Adjunto a este correo mi expediente personal.
    Atentamente,
    Dr. Jim Parson

    > jparson.txt
    nombre: Jim Parson
    fecha de nacimiento: 22.7.1988
    nacionalidad: USA

    Formación académica:
    – Graduado Matemáticas Aplicadas por Harvard (2004)
    – Doctor en Ciencias de Computación por el MIT (2006)

    Trayectoria profesional:
    2006-2007 Profesor ayudante. MIT.
    2009-2010 Recluido en la cárcel del condado de Norfolk por delito informático.
    desde 2010 Ingeniero de sistemas. Departamento de Obras públicas.
    ———–

    Yo tenia una carera brillante. No, no era brillante. Brillante es poco. Siempre he sido un genio, yo siempre lo he sabido, todos lo saben y por eso no les caigo bien. En la facultad mis compañeros se sentían humillados, mis profesores se sentían amenazados. Todos me odiaban. Todos meno Sune… o eso creía yo. Que sabia yo a mis flamantes 18 años del espionaje norcoreano. Ella me sedujo y hincho aun más mi hipertrofiado ego. Le ayude a entrar en los sistemas del departamento de energía, inicialmente era sólo para demostrar mi talento. Pero ella usó mis programas para tener acceso a las centrales nucleares, y con ello al uranio. La CIA me pillo y pasé una temporada a la sombra. Gracias a mi colaboración me soltaron pronto, especialmente porque les era más útil fuera que dentro. Ellos me consiguieron el trabajo en Obras Públicas, evidentemente para vigilarme. En seis meses he rediseñado el sistema de tráfico de todo el estado, he disminuido los atascos en un 60% y les he ahorrado millones de dólares. Pero creo que no puedo aguantar un día más en este trabajo de pacotilla. Por fin podré trabajar en algo que desafíe mi potencial. Me da igual si se dedican a diseccionar aliens o monjes budistas. Lo único que se es que tienen juguetes caros, y “papi” va a jugar con ellos…

  6. El aire acondicionado de la sala de espera me golpea en la cara, evitando que me quede adormecido en la incómoda silla. Consulto el reloj de la sala, aún me queda un rato para que me toque el turno, si es que antes no me entra un ataque de ansiedad y me marcho. Nueva York no es una ciudad demasiado atrayente para mí, no es mejor que Hollow City. La verdad es que estoy aquí sólo para probar, he pensado que me iría bien un cambio, y seguro que este trabajo me reporta lo suficiente como para volver junto a mi mujer y mi hija. Eso si tienen en cuenta que vengo recomendado por el director de TecnoCorp, empresa asociada a AE Corp.
    Ojalá no tengan en cuenta mis problemas con el alcohol o mi tendencia a meterme en problemas, o la mano dura que suelo emplear con los delincuentes. Los años de servicio en la policía de Hollow City, mi puntería y mi sentido de oler el crimen y la corrupción son mis mejores bazas para conseguir el puesto, además de mi gusto por llegar al fondo de cualquier asunto. Por si me hacen preguntas sobre mi personalidad, ya me se de memoria algunas mentirijillas, no quiero que piensen que soy uno de esos polis que frecuentemente se les va la mano con excesiva violencia. Mi punto débil serán las preguntas sobre mi mujer y mi hija, así que también inventaré algunas excusas. Tampoco diré nada acerca de mis últimas experiencias con lo sobrenatural en Hollow City, no sea que me coloquen una camisa de fuerza y me envíen al manicomio.
    Vuelvo a mirar el reloj, pero parece que el minutero apenas haya avanzado, así que me concentro en mi currículum:
    Nombre: Paul O’Sullivan
    Fecha y lugar de nacimiento: 15/09/1970, Hollow City
    Formación: Agente de la Policía de Hollow City durante casi 20 años. Especializado en Armas, Delincuencia Callejera y Conducción.
    Aficiones: Deporte, Cine y Jazz.
    Estado Cicil: Casado (separado) con una hija.
    Lo que busco: Mejorar en la vida (un empleo estable en una gran empresa importante).
    El resto de datos los leo deprisa, pues veo que pronto llegará mi turno. Sólo queda antes que yo ese tío con aspecto de friki, un jovenzuelo que parece un listillo de academia. Seguro que es un pirado de la informática o de los explosivos. Me pregunto si sabrá lo que es una pistola. Aunque no tengo ni idea de que es realmente AE Corp, yo por si acaso siempre llevo mi Beretta bajo la chaqueta. Después de lo de Hollow City no mefío de nada ni de nadie. Al menos espero que el jefe no tenga un brazo biónico…

  7. Eso, ¿y ahora qué? La verdad es que, sin apenas saber nada, me atraía la oferta, pero… tenía un asunto demasiado urgente que no podía esperar. Vale, ya había confirmado mi participación y adjuntado una copia de mi expediente personal, pero la cuestión más peliaguda era asistir a la reunión de trabajo con este tal Jackson. Le citamos a una reunión de trabajo. Le citamos, decía la carta, pero no especificaba nada más. Al rato de mandar mi expediente me habían contestado. ¡Mierda! La reunión sería mañana a las 9:00. Debía solucionarlo antes de coger el avión a Aruba. Piensa, piensa…
    ¡Ya está! Sí, tendrá que funcionar. Compraré un iPad y, con unos cuantos ajustes, estará listo. Sí, inusual pero eficaz, brillante. Ahora ya puedo irme a ver a Pieter Osler y solucionar el problema de Setar N.V. con mi servidor principal.

    EXPEDIENTE PERSONAL

    Patrick van Wyk
    Nacido el 17 de marzo de 1.982 en Kaapstad (Sudáfrica)
    Doble nacionalidad: sudafricana (padre) y estadounidense (madre)
    Trayectoria relevante
    Bachelor of Science in Engineering in Electrical & Computer Engineering.
    – University of Cape Town, Western Cape province.
    – 2.000 – 2.003
    Instrucción en el grupo 2 del South African Commando System, bajo la autoridad del Servicio de Policía Sudafricano.
    – Oudtshoorn, Eden district, Western Cape province.
    – 2.003 – 2.005
    Master of Science in Information Technology.
    – Massachusetts Institute of Technology.
    – 2.005 – 2.007
    Proyecto sobre Algoritmos Avanzados para la Gestión de Información en Sistemas de Bases de Datos.
    – Massachusetts Institute of Technology.
    – 2.007
    Colaboración con el Departamento de Documentación e Investigación de la Policía de Springfield.
    – Springfield (Massachusetts).
    – 2.007 – 2.010
    Idiomas
    – nativos: afrikaans e inglés
    – fluido: sotho, alemán y español
    – básico: ruso, francés, chino y japonés

    El avión despega. Dejo de ojear la copia de mi expediente personal. La verdad es que la información es mi fuerte, ya que por algo me llaman Wyki, pero no aparece explícitamente en el expediente. Bah, seguro que ellos ya saben quién soy. Empiezo a imaginarme como será la “reunión” de mañana. Sonrío.
    -¿Tenemos noticias del señor van Wyk? –preguntará el señor Jackson a su secretaria a las 8:55.
    -Acaba de llegar un sobre grande a su nombre. Se lo mando ahora mismo –le contestará ella.
    Al abrirlo se activará el iPad y saldrá el mensaje grabado.
    -Buenos días, señor Jackson. Como ve, he hecho lo posible por “asistir” a la reunión de trabajo aunque sea de una manera tan poco usual puesto que, en estos momentos, no podría ser de otra manera –contestaría mi mensaje grabado-. En unos instantes tendrá línea directa conmigo…

    Y si el servicio de Setar N.V. en Aruba no me fallaba, se activaría la videoconferencia de mi móvil con el señor Jackson.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en estos momentos.