La Ciudad de Carabás

Mapa de zonas Carabas

Mapa de la Ciudad de Carabás
Pincha en la imagen para agrandarla

Este es el mapa de la Ciudad de Carabás, con la separación de los distintos barrios y    distritos.

La ciudad posee una poderosa y antiquisima muralla en su lado norte, desde Los Peñascos hasta la parte mas escarpada de la Montaña Rascona. La propia Mantaña Rascona hace de muralla en el lado Este, al igual que las montañas Corona de la Marquesa sirven de protección en el Sur. El valle que queda entre las dos montañas lo bloquea una muralla identica en aspecto a su hermana norteña. Esta muralla sureste posee la puerta trasera de Carabás, que da acceso a las selvas y montañas poco exploradas.

El acceso principal  a la ciudad es la Puerta de las Esfinges, de grandes dimensiones y flanqueada por dos inmensas esculturas de esfinges talladas en piedra blanca. Como el resto de la ciudad, es un misterio quien las construyó, pero en sus bases se puede leer, en un ancestral Adunaico, “Elisealia” y “Destinalia” respectivamente. De forma tácita, se supone que estos deben de ser los nombres de las estatuas y los seres que representan.

La puerta da acceso a la plaza de entrada, la Plaza de los Heroes. La historia cuenta que aqui tuvo lugar la batalla en la que los heroes vencieron a las fuerzas del mal y liberaron la ciudad. Para conmemorar este acto, la propia Marquesa encargó la contrucción de una gran estatua que representa a los heroes Crom, Pirotess y Vespero, en actitud desafiante mirando hacia la puerta y con un anfora derretida a sus pies. Las leyendas cuentan que el ánfora de la estatua es la propia ánfora que decidió el combate hace mas de 20 años y se supone hecha de Kregora, por lo que los magos no suelen acercarse al centro de la plaza…

Rodeando la plaza encontramos el distrito comercial mas turistico y popular. Al encontrarse tan cerca de la entrada, esta zona es la carta de presentación de la ciudad y por ello es muy colorida y llamativa, con edificios pequeños de poca altura y multitud de distintos estilos arquitectonicos, dando un efecto de cuento de fantasia al barrio. Casi todos los edificios son tiendas pequeñas que venden todo tipo de productos. Cualquier visitante o habitante de la ciudad puede adquirir (o verder) casi cualquier producto que desee simplemente buscando la tienda adecuada en sus “Filibusterias”.  Y si no encuentra la tienda o prefiere un trato mas clásico, siempre se puede pasar por el mercadillo que se monta todas las mañanas en el lado oeste del barrio,  justo al lado de los almacenes centrales.

Los almacenes centrales guardan toda la mercancia que viene del puerto y se debe distrubuir a la tiendas o debe enviarse por caravanas hacia el norte. También se guardan aqui, temporalmente, todas las mercancias que no quepan en los almacenes del puerto hasta que embarque. En este gigantesto conjunto de almacenes trabajan muchos habitantes de Carabás, sobretodo los que viven cerca, en los barrios de Pocotifer y Los peñascos.

Los Barrios de Pocotifer y Los Peñascos son zonas residenciales repletas de bullicio y actividad. Ambas zonas son muy seguras dada la proximidad de los Cuarteles Mayores.

Los Cuarteles Mayores sirven de campo de adiestramiento para los futuros reclutas de la guardia de la ciudad y como carcel de Carabás. Se supone que, cuando la guardia se haya creado y sea estable, también servira de base para el futuro ejercito de Carabás.

Los Peñascos no es mas que un conjunto de rocas enormes, que forman un acantilado escabroso y escarpado. No es raro que en los barrios de Los Peñascos y Puertopeñasco ocurran algunos desprendimientos leves que en alguna ocasión han causado heridas a algún transeunte, pero actualmente un grupo de zapadores mantiene la zona segura para evitarlo.

El Barrio de Puertopeñasco es una zona peligrosa. En todas las ciudades hay maleantes y suburbios, lugares donde el contrabando y los crimenes menores estan a la orden del día y en ocasiones se producen incidentes graves. La buena gente de Carabás trata de evitar esta zona, pero la mayoria de marineros que hacen escala en los puertos gustan de pasar un tiempo en sus calles y antros, para encontrar diversión y gangas a muy buen precio.

La Avenida Elisealia tiene una inclinación ascendente hasta la Plaza de Carabás, y esta flanqueada por numerosas tiendas en su parte norte, mas cerca a la entrada de la ciudad, y por lujosas casas pequeñas en su extremo sur. Justo en el centro de esta Avenida se encuentra el Teatro Marchise, de reciente construcción que albergará todo tipo de representaciones.

Entre la Avenida Elisealia y la Montaña Rascona se encuentran los Barrios de Las esfinges y Barrio de La montaña Rascona. Estos barrios residenciales son muy tranquilos y silenciosos, y son los preferidos por los visitantes que quieren descansar bien por las noches, por lo que están repletos de posadas y postas.

Entre estos dos barrios se encuentra la Gran Biblioteca Destinalia, que actualmente no cuenta con demasiado contenido, pero que crece a un ritmo muy rapido, importando conocimiento de todo el mundo y creando obras propias, como la gran obra “Las Crónicas de Carabás”, que aún en construcción consta de varios volúmenes.

Al sur de estos barrios se encuentra el Burgo del Este, una zona residencial para los habitantes  que han hecho fortuna a base de trabajo y negocios. La mayoria de sus habitantes forman parte de los primeros colonos o son extranjeros que han reunido su fortuna para empezar una nueva vida lejos del Noroeste.

La zona central que comprende el Palacio de la Marquesa y las mansiones que la rodean se encuentra sobre una leve colina, de forma que la parte habitable de la ciudad es una cuenca en forma de circulo y la extensión llana mas grande es la oeste, desde la Colina hasta el puerto. El Palacio es una construcción enorme, que ya existia tal y como lo conocemos ahora en los tiempos de la fundación de Carabás y la Victoria de los Héroes. Aún despues de mas de 20 años de exploración, se cree que aún hay pasadizos y habitaciones por descubrir, y las leyendas populares dicen que el propio edificio cambia cada noche.

El palacio rodea la Plaza de Carabás, un jardín público en el que la gente se reune para escuchar a la Marquesa en las celebraciones. En el centro de la plaza se hallan las Fuentes de Leche y Miel, que magicamente proveen de estos alimentos a los numerosos habitantes que vienen a llena sus anforas y a los turistas que quieren llevarse un original recuerdo de la ciudad.

Justo en la entrada a la Plaza de Carabás se encuentran los edificios administrativos de la Archiveria y el Estado Mayor. Este último alberga el Gremio de Mercenarios, que se ocupa de contratar aventureros y mercenarios para mantener el orden y el control de la ley en la ciudad. Actualmente, con la puesta en marcha de la Guaria de Carabás, este Gremio se mantendrá como apoyo a las fuerzas del orden y equipos de emergencia.

Al sur del palacio, tras la colina, se encuentran los Barrios de la Ribera y La Colina, separados por el majestuoso Templo de Aüle. Estos barrios son los mas comopolitas y mezclan todo tipo de culturas y tradiciones.

Al sur del barrio de La Colina se encuentra el Distrito Enano. Este es un barrio muy peculiar, ya que casi la totalidad de sus habitantes son enanos, y se rigen por un sistema de gobierno propio como si se tratara de un pueblo separado de Carabás. Este gobierno es una marca mas del separatismo y oscurantismo de los enanos, aunque gracias a las buenas relaciones del Mayor Enano con la Marquesa, no es mas que una anecdota mas que sumar a las excentricidades de este pueblo. De hecho, las relaciones son tan buenas que son los enanos de este distrito los encargados de vigilar y controlar el paso de la Puerta del Sur, sin duda el mas peligroso de los lugares de Carabás. Sólo los exploradores mas locos y los cazadores mas expertos cruzan esta puerta para explorar las selvas y montes del Sur, aunque gracias a ellos cada vez se conoce mas de estas regiones.

Al sur del Barrio de la Ribera se encuentra la zona industrial, casi exclusivamente a la otra orilla del Rio Tifer. Desde el rio hasta las montañas de la Corona de la Marquesa se ubican fabricas, refinerias, minas y canteras, que extraen la materia prima de las entrañas de la tierra y la transforman en materiales que la ciudad precisa. Nadie vive en esta zona y por la noche esta desierta a excepción de los guardias que vigilan cada edificio.

También al otro lado del Rio Tifer, hacia el oeste, encontramos en primer lugar el Distrito de los Artesanos, un curioso y complejo laberinto de callejuelas repletas de talleres de artesanos, pequeños comercios y zocos en los que perderse y dejar pasar el tiempo, empapandose del buen hacer de los maestros y de la alegria de sus aprendices.

Y en el extremo oeste encontramos la salida al mar de Carabás, el Puerto de Carabás. Este es un enorme complejo de almacenés y oficinas que gestionan el importantisimo y voluminoso trafico de mercancias maritimo de la ciudad, tanto en importación como en exportación. Dado que Carabás esta relativamente lejos de las regiones del Noroeste, los astilleros son de vital importancia a la hora de conseguir una flota mercante numerosa y poder reparar los barcos que se reciben en el puerto. Muchas de las grandes fortunas de Carabás se han creado en este puerto y las rutas maritimas que representa.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.