Los Demonios del Acero

on 9 abril, 2014 in Crónicas de Carabas

Perg PNG“Una de las leyendas populares de la región del sur de Harad que hace alusión a la Ciudad de Carabás es la leyenda de los demonios del acero. Merece ser descrita por lo curioso del caso, ya que mezcla relatos claramente fantasiosos con hechos que realmente sucedieron y han quedado registrados en numerosos escritos oficiales. Según las leyendas, que empezaron a rondar de boca en boca hace solo 50 años, los Demonios del Acero son un grupo de entidades de forma física humanoide, siempre en grupo de 3, que aparecen en los lugares en los que se han producido abusos e injusticias, para acabar con los autores de una forma brutal, terrorífica y que aparentemente tiene por objeto inculcar el miedo en los posibles futuros infractores. La sangre, el fuego y la destrucción acompañan su visita y aparentemente nada puede pararles.

Las leyendas hacen mención a un personaje que siempre precede su llegada, un extraño individuo que viste de forma llamativa y ostentosa, haciendo gala de sus riquezas y su inocencia, llamado Ali Babuchas. Este personaje cuenta historias de tierras lejanas, en donde los milagros y los fenómenos están a la orden del día, y menciona siempre o bien a la Ciudad de Carabás o bien a la Ciudad Mas Allá de las Nubes. Según las descripciones de ambos lugares, es muy posible que ambas localizaciones sean la misma, ya que la Ciudad de Carabás tiene multitud de nombres, muchos de ellos nada agradables, en la tradición Haradrim. El papel de Ali Babuchas en el proceso de castigo no parece muy definido, pero si que esta ligado de alguna forma al trío de demonios. Quizás Ali sea una especie de enviado que debe cercionar si realmente se merece el castigo, y actúa de cebo ante los malvados, marcando los objetivos de los aparentemente descerebrados y salvajes demonios del acero. O quizás simplemente es un intento de una fuerza contraria para tratar de advertir a los objetivos de que si no cambian su actitud la muerte llegara rápido. Como entidad, los Demonios del Acero parecen ser una mezcla del Segador Oscuro de las leyendas del oeste, una criatura sobrenatural que persigue sin descanso a su objetivo hasta acabar con él, sin importar distancia o tiempo, y la Santa Comparsa norteña, una grupo de espíritus que se aparecen ante los que tienen cosas que ocultar y se los llevan a su mundo. 

Físicamente los tres Demonios del Acero varían entre apariciones, no teniendo mas en común que siempre son de aspecto humanoide y llevan los rostros cubiertos con cascos, mascaras o capuchas que, en algunos casos, ni siquiera tienen aberturas para los ojos, boca o nariz. Ali Babuchas nunca se cubre la cara, pero su rostro no se repite, adoptando las formas de algún lugareño o forastero cualquiera, de joven edad. Su modus operandi es siempre el mismo, según las leyendas: En una zona castigada por algún dirigente o persona con mucho poder y pocos escrúpulos, aparece Ali Babuchas. Tras preguntar por la zona sobre las vicisitudes de los problemas, se acerca cada vez mas a la causa de ellos. Inevitablemente, el propio Ali Babuchas es victima de los abusos y crímenes de los que ha escuchado hablar, y parece esfumarse de la zona poco antes de que, sin mas avisos, lleguen los Demonios del Acero. Normalmente se aparecen en el lugar en donde dicho dirigente se resguarda, y acaban uno por uno, con todos los que tratan de detenerlos hasta llegar a su objetivo y acabar con él. Una vez hecho esto, desaparecen, nunca ante los ojos de los posibles testigos, sino que abandonan el ya maldito lugar y se esfuman en la oscuridad de la noche. 

Dos son las apariciones mas recientes de los Demonios del Acero, una hace 52 años y otra entre 20 y 30 años (el registro no esta fechado). En ambos casos siguieron el mismo método, y acabaron con un gobernante corrupto y un líder de una grupo paramilitar mafioso. Ambos casos ocurrieron en Harad, y no hay constancia de criaturas o apariciones similares en otros lugares. En el segundo de los casos, la aparición de los Demonios del Acero vino acompañada de extrañas nieblas y tormentas, posiblemente generadas por la propia entidad para aumentar el terror.

Si bien la leyenda esta probada, por las apariciones registradas, nada mas allá del puro rumor puede relacionar directamente a la entidad con la Ciudad de Carabás. El hecho de que el ser llamado Ali Babuchas la conozca no es prueba suficiente para afirmar que efectivamente fue un ciudadano carabasense.”

– Extracto de “Curiosidades e Historia Sobrenatural del Marquesado”, de la obra “Crónicas de Carabás”, Vol III. Por Raynavo Nijten.

 

Comments are closed.