Tras años de escuchar buenos comentarios sobre la saga de Watchmen decidí finalmente dedicar una tarde para comprobarlo. Saqué mis gafas de cerca y empecé a hojear el valioso y polvoriento tomo adornado por un curioso acid amarillo en la portada.

Watchmen es un cómic de superhéroes nada convencional para el lector novel. Con guión de Alan Moore y dibujada por Dave Gibbons, es considerada por muchos como una de las obras cumbre del cómic estadounidense. Fue publicado por primera vez como una serie limitada de 12 números por DC Comics entre los años 1986 y 1987 y sigue vendiendose actualmente.

Refleja el periodo final de la guerra fría entre Estados Unidos y Rusia, con el constante temor a que se desencadene una guerra nuclear. Mostranto las miserias más vergonzosas de una sociedad enrarecida y nada idílica, es una galeria de curiosos personajes que nos muestran su sentir y formas de vida y pensamiento.

 Héroes de antaño incomprendidos por la sociedad, poscritos y recluidos en una burbuja que los separa de todo lo que les da vida, simples cadáveres vivientes más que superhéroes, aparecen contando sus problemas y las implicaciones con el mundo degradado que los rodea, con una visión extremadamente fatalista del futuro.
Al fin y al cabo héroes, pero heroes que nadie desearía ser, megalomanos, locos, paranoicos, suicidas… vidas salpicadas con crimen, violación y reclusión. Fueras de la ley… fuera de todo orden como si piezas defectuosas de un amargo puzze fuesen.
Bueno, pues verdaderamente después de una intensiva lectura no puedo más que rendirme yo mismo a la evidencia y debo recomendar la serie. Excelente obra sin peros. Genial la historia de Dr. Manhattan y el propio personaje de Rorschach que ilustra a la perfección la búsqueda de un objetivo sin trabas morales, más allá de toda humanidad y con la comprensión del que ha atravesado la espiral del caos. Soberbia.

Como curiosidad, la contraportada de la serie muestra un curioso reloj del Juicio Final que capítulo a capítulo avanza un minuto, pero si es una historia de superhéroes… seguro que acabará bien… llegará la felicidad… y es que a veces desearía ver mariposas entre todas estas manchas…